Pablo Neruda

0.jpeg

 

Queda decretado que el dinero
no podrá nunca más comprar el sol
De las mananas  venideras.
Expulsado del gran bául del miedo,
el dinero se transformará
en una espada fraternal
Para defender el derecho de cantar
Y la fiesta del día que llegó."

Pablo Neruda